Cada año Pantone crea nuevos tonos y los asigna a ese año, no solo por la tendencia en el mundo del diseño, sino que también buscan cubrir la necesidad del mundo en ese momento.

En 2016 nos asombraron con el doble tono Rose Quartz y Serenity (PANTONE 13-1520 y PANTONE 15-3919), esa mezcla del rosa más cálido y el azul más frio, que nos llena de calma.

En 2017 nos llenaron de vida con Greenery (PANTONE 15-0343), un tono refrescante que simboliza los nuevos comienzos, y nos recuerda a la primavera, esa época donde todo se llena de color y felicidad.

 

Este año Pantone nos trae Ultra Violet (PANTONE 18-3838). Un tono púrpura en base azul con el cual Pantone quiere transmitir seguridad para que elevemos nuestro potencial y rompamos los limites tanto en el ámbito tecnológico como en el artístico.

En la historia los tonos púrpuras y violetas han simbolizado la contracultura, el surgimiento de nuevas vertientes artísticas y la lucha contra lo convencional. Suele dotarse de cualidades espirituales y místicas. Este tono suele usarse para iluminar salas de relajación y meditación donde nos tranquilizamos y liberamos la mente del estrés de la vida cotidiana.